El juego es la primera fuente de aprendizaje en las primeras edades, el niño o la niña logra mayores aprendizajes dentro de un ambiente socializador y que los prepara para la participación cooperativa en la vida social desarrollando la imaginación que conduce a la creatividad.

El Proyecto de Aulas está pensado en ofrecer alternativas de ocio variadas a los niños y niñas con TEA entre 5 y 15 años permitiéndoles el disfrute de un ocio de calidad con los apoyos especializados que necesiten.

En Aulas se realizan actividades terapéuticas de ocio y tiempo libre encaminadas a fomentar la autonomía personal, así como trabajar las principales áreas afectadas por los trastornos TEA: socialización, comunicación y flexibilidad e imaginación.

La finalidad de este proyecto es mejorar en lo posible los rasgos nucleares y secundarios de las personas con TEA, así como fomentar las destrezas adaptativas y su independencia.

Las actividades que se realizan: son juegos de roles, juegos de grupo, actividades de la vida diaria (manejo del dinero, habilidades sociales, salidas al museo, recreativos), taller de cocina.