El 29 de abril tendrá lugar la Asamblea General Ordinaria de Desarrollo y del Club Deportivo. En ella, se expondrá la memoria de actividades de este año tan diferente que dejamos atrás. Nos encanta poder compartir con vosotros un pequeño texto que vendrá incorporado a la memoria, la de nuestra compañera Chus. Las ha montado en un escrito al que le ha puesto por título  “¿Cómo te sientes hoy al darte la vuelta y mirar atrás?”.  No sólo queríamos que aparecieran datos, datos y estadísticas.... Queríamos poner alguna palabra a los sentimientos de las personas con tea y sus familias.

Chus es psicóloga de Asociación Desarrollo, estando al frente del espacio de atención a familias tanto en el proceso de diagnóstico como en el momento en que ellas lo demanden.

¿Cómo te sientes hoy al darte la vuelta y mirar hacia atrás?

“Esto nos va a cambiar la manera de vivir”. Con estas palabras se despedía mi compañera por aquellas fechas de marzo de 2020 y qué iba a saber yo por aquel entonces del significado que entrañaba ese mensaje.

Año 2020, es difícil saber qué aprendizajes o vivencias guardo de ti. No obstante, mirando hacia atrás quiero hacer una reflexión sobre la manera en que esta situación de pandemia me ha acercado a ti, a la personas con TEA con las que trabajo en mi día a día y a vosotros como su familia.

Sentirme ansiosa, extraña o aturdida en medio de una aglomeración de personas, me ha permitido acercarme a saber que sientes cuando te veo taparte los oídos, estar en silencio o cuando prefieres alejarte de una multitud que puede sentirse agobiante, contagiosa y peligrosa.

He reconocido en mí, tus ganas de pasar tiempo en soledad. Lo necesario que es buscar nuestro rincón de la calma, nuestro rincón sensorial o la libertad de salir a dar un paseo porque era la única manera de estar en calma con uno mismo. Curioso por tanto me parece que te pida y te hable de habilidades sociocomunicativas como escuchar, mirar y hablar, cuando hemos necesitado de un confinamiento para aprender a escucharnos a nosotros mismos.

Y después de convivir en nuestros hogares, volvemos a salir a esta realidad tan distinta y distante... ¿Cuántos desafíos están por venir? A veces sé que te es difícil manejar y comprender conceptos espacio-temporales y esto considero que también nos está pasando con nuestras expectativas futuras sobre el 2021. Ahora puedo entender mejor tu incertidumbre, tus nervios, tus enfados y tu necesidad de querer anticiparte a una situación futura que escapa de tu control. Porque a fin de cuentas, ¿a quién no le gustaría poder decidir sobre su futuro?

Considero oportuno poner en valor lo necesario que ha sido durante este año el poder pensar que tirar la toalla es la mejor opción. Porque cuando las fuerzas no acompañan, rendirse por hoy, también es una buena elección. Dejar para mañana lo importante para priorizar lo urgente ha sido nuestra forma de vivir. Sin embargo, tuvo que venir el año 2020 para parar las agujas del reloj y mostrarnos como cita el Maestro Oogway, en la película de Kung Fu Panda que: “El ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo, por eso se llama presente”.

Para finalizar esta reflexión quisiera que este pensamiento tenga cabida dentro de ti: mi vida tiene sentido. Permítete y podemos permitimos disfrutar de la vida a pesar de las circunstancias, al final solo tenemos una vida y te mereces disfrutarla a tu manera. Con pandemia o sin ella, tu vida, nuestra vida, vuestra vida, es igual de digna y válida... a pesar de las circunstancias.

Millones de abrazos